Producción

 

   En la sierra de Huelva, desde hace siglos la producción del cerdo ibérico se ha visto crecida por varias circunstancias que le han sido favorables. Entre ellas cabe destacar la raza del cerdo que ofrece características únicas, el ecosistema de dehesas, con sus alcornoques y encinas que nos dan ese fruto natural como es la bellota. La crianza en libertad  y los métodos tradicionales de curación al que se someten las piezas, lento y reposado.

   Estos cuatro factores son los que hacen del Jamón de Huelva todo un arte.

   Cuando usted saborea una loncha de Jamón de Huelva, se lleva al paladar un producto trabajado durante meses con total dedicación sin que ninguna maquinaria ni sistema informático haya intervenido, sólo la buena voluntad del ganadero, que vara en mano, varea las encinas para que caigan las bellotas y no les falte alimento a sus cochinos.

   Hablamos  de un jamón con Denominación de Origen.

   

 

Todo jamón o paletilla que usted reciba, llevará consigo en la parte superior de la pata una vitola con el número de lote y la fecha de la matanza, además de la  dehesa a la que pertenece. Esto garantiza la calidad del producto.

 

Comentarios

Añadir comentario 0 comentarios
Comentar