Calidad

Seguramente la mejor garantía de calidad sean nuestros muchos años de dedicación al cerdo ibérico en todas sus fases.

Además de la gran tradición y legado de sus antecesores, en muchas casos sus propios ascendentes, la actual generación de ganaderos cuenta de media con más de 35 años de experiencia. En cuanto a las empresas secaderas, son más de 20 años de experiencia tratando primero de hacerse un hueco y después de mantenerse en un sector altamente competitivo y donde la mejora tecnológica y logística constantes son una obligación.

En todo caso, hablamos de personas curtidas en un ambiente, la Sierra de Huelva, en el que el cerdo ibérico es onmipresente y donde las conversaciones en torno al mismo, a sus cuidados y a la producción son lo habitual. No podía ser de otra forma, tratándose de un rasgo tan carectirístico de su cultura y su economía.

A todo este bagaje, hay que sumar además la Certificación del Proceso con la norma UNE-EN ISO 9001:2000 en la Fábrica de Piensos e Industria Láctea, donde se verifica el grado de cumplimiento de la norma, además de las siguiente acreditación: Alimentación Animal Certificada (Fábrica de Piensos): Entidad certificadora: CERTICAR.

El objetivo es mantener y mejorar las certificaciones de calidad para poner a disposición de los clientes los sistemas de trazabilidad y seguridad alimentaria que necesiten.

Comentarios

Añadir comentario 0 comentarios
Comentar